Sevilla, enero 1973. Licenciado en Periodismo, es escritor y fotógrafo. Es de barrio. Si hubiera que trazar un triángulo ese barrio tendría en sus vértices el Parque Amate, la Avenida Juan XXIII y Rochelambert. Nada en especial. Pero las señas de identidad las marcan las raíces, y esas raíces crecen con intemperie y sol, dejando arañazos y besos, en la piel y en la memoria. Con la que escribimos a veces. Telegramas en domingo (Editorial Conteros, 2011). También palabras vagas que se pierden en folios arrugados. Aunque ahora nadie escribe en folios que arruga y tira a la papelera. Escribe en pantallas y convierte sus dedos, las yemas de los dedos, en teclado. Y escribe. Y olvida. Y escribe. Deprisa. Y olvida. Por la asfixia del tiempo. Por la falta de. Cuando lo único que importa es acariciar. El tiempo. Las palabras. Los cuerpos que nos rodean. Leer en voz alta esta reseña de biografía que no es una biografía. Solo una pista. Una huella si nos volvemos indio o Tom Sawyer para escuchar, pegando el oído a las vías, cómo se aproxima el tren. Una locomotora si imaginamos. Una locomotora despidiendo humo en su chimenea. Sobre un cielo azul intenso. Despejado de nubes. Solo humo. Vapor que se pierde. buscando su sitio. En unos ojos que leen.